Incorruptibles | El tiempo en las cosas. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Incorruptibles | El tiempo en las cosas. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Incorruptibles | El tiempo en las cosas. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Incorruptibles | El tiempo en las cosas. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Incorruptibles | El tiempo en las cosas. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Incorruptibles | El tiempo en las cosas. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Incorruptibles | El tiempo en las cosas. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Incorruptibles | El tiempo en las cosas. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Incorruptibles | El tiempo en las cosas. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Incorruptibles | El tiempo en las cosas. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Incorruptibles | El tiempo en las cosas. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Incorruptibles | El tiempo en las cosas. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Incorruptibles | El tiempo en las cosas. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Incorruptibles | El tiempo en las cosas. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Período Siglo XXI
Año 2010
Técnica Aluminio
Medidas

Dimensiones variables

Ubicación Patios
Investigador

Descripción

A finales de la década de los noventa, Carlos Amorales comenzó el proyecto del Archivo Líquido, una base de datos dinámica y abierta con la que ha podido realizar proyectos de muy distinta índole a lo largo de los años, generando obras en un sinfín de soportes materiales que incursionan tanto en la representación figurativa como en el campo de la abstracción. Este singular archivo –que se encuentra en constante crecimiento– está conformado por dibujos vectoriales, es decir, por imágenes creadas a partir de ecuaciones. A diferencia de las imágenes conformadas por pixeles, cuya calidad y resolución puede variar según el “tamaño” de cada una –ya que la información de la imagen está contenida en cada pequeña parte que la conforma–, la información de las imágenes vectoriales consiste en ecuaciones y coordenadas, lo cual permite modificar, ampliar o disminuir estos dibujos digitales sin perder calidad en la imagen.

La naturaleza vectorial de este archivo le ha permitido moverse del espacio digital a la impresión bidimensional, pero también a soluciones de índole escultórica, tipográfica o audiovisual. Las obras vinculadas a este proyecto pueden encontrar su salida final en casi cualquier soporte: una serigrafía, una impresión, un sello o una animación. El adjetivo “líquido” apunta justamente a la maleabilidad que permite este acervo desde su materialidad constitutiva y sus modos de operación.

Incorruptibles es una obra que nace de la combinación de este archivo personal con una investigación sobre las piezas de la colección prehispánica que resguarda el Museo Amparo. Al igual que ocurre con muchos de los dibujos y objetos generados a partir del Archivo Líquido, esta pieza está conformada por una misma forma repetida en numerosas ocasiones. Concretamente, se trata de la cabeza de un águila, emblema del poder entre distintos pueblos mesoamericanos. A partir de una combinación entre imágenes de su archivo y un glifo maya encontrado en una pieza del museo, Amorales produjo una serie de esculturas de aluminio con las que es posible generar una instalación de gran formato.

Al utilizar un referente del acervo prehispánico del Museo Amparo en conjunto con su propio acervo digital –que a diferencia del primero funciona de manera dinámica y abierta, fuera del orden institucional y patrimonial– Amorales lanza una serie de interrogantes sobre el significado de los objetos precolombinos en el mundo contemporáneo, así como sobre la conformación de la identidad mexicana y la historia oficial.

Esta obra fue realizada ex profeso para la exhibición individual de Carlos Amorales, Vivir por fuera de la casa de uno, presentada en el Museo Amparo en el año 2010.

 

EKA, noviembre 2019

http://losapuntesdelacazadora.blogspot.com/2011/08/why-to-fear-present-carlos-amorales.html

https://revistacodigo.com/arte/perfil-carlos-amorales-del-archivo-liquido-al-esplendor-geometrico/

https://archivo.eluniversal.com.mx/cultura/62935.html

 

A finales de la década de los noventa, Carlos Amorales comenzó el proyecto del Archivo Líquido, una base de datos dinámica y abierta con la que ha podido realizar proyectos de muy distinta índole a lo largo de los años, generando obras en un sinfín de soportes materiales que incursionan tanto en la representación figurativa como en el campo de la abstracción. Este singular archivo –que se encuentra en constante crecimiento– está conformado por dibujos vectoriales, es decir, por imágenes creadas a partir de ecuaciones. A diferencia de las imágenes conformadas por pixeles, cuya calidad y resolución puede variar según el “tamaño” de cada una –ya que la información de la imagen está contenida en cada pequeña parte que la conforma–, la información de las imágenes vectoriales consiste en ecuaciones y coordenadas, lo cual permite modificar, ampliar o disminuir estos dibujos digitales sin perder calidad en la imagen.

Otras piezas de la sala