Los huecos del agua
Abeja | Los huecos del agua | Museo Amparo, Puebla
Año 2021
Técnica

Acrílico y humo sobre tela

Información adicional

Cortesía del artista

Comentario de Guillermo Fricke


Dead Honey, de Sabino Guisu, hace una referencia irónica a la “dulce muerte” que tendríamos si las abejas dejaran de existir, suscitando la conciencia de la fragilidad de la naturaleza en sus obras.

Al igual que en su exposición anterior Negro de humo (Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, febrero de 2012), Guisu hace patente el uso de materiales naturales en su paleta cromática. En esta ocasión impregna el humo en el lienzo apoyado con un ahumador utilizado en la apicultura y recurre a la miel, cera, panales y propóleo para dar forma a su obra.

No es fortuito que Sabino haya utilizado una de las primeras ilustraciones que se conocen de la apicultura moderna, realizada en 1568 por el pintor holandés Pieter Brueghel “el Viejo”. En esta reinterpretación observamos a los monjes medievales, quienes mejoraron y popularizaron el diseño de la colmena móvil en la Edad Media, con un rostro que presagia la muerte de la especie.

Un cráneo, realizado con los panales de las abejas y propóleo, nos recuerda a piezas icónicas del arte contemporáneo como Black Kites (1997) de Gabriel Orozco o Por el amor de Dios (2007) de Damien Hirst. Estas piezas aluden a las vanitas o vanidades, pinturas de bodegones recurrentes durante el período barroco. El mensaje que pretenden transmitir es la inutilidad de los placeres mundanos frente a la certeza de la muerte, animando a la adopción de un sombrío punto de vista sobre el mundo. Las vanidades denuncian la relatividad del conocimiento y la vanidad del género humano sujeto al paso del tiempo, a la muerte. Memento mori, recordándonos que polvo somos y en polvo nos convertiremos.

Comentario de Guillermo Fricke

Audios

--