Retablo al Señor del Bautisterio | Colección de Arte Virreinal y Siglo XIX | Museo Amparo, Puebla
Retablo al Señor del Bautisterio | Colección de Arte Virreinal y Siglo XIX | Museo Amparo, Puebla
Retablo al Señor del Bautisterio | Colección de Arte Virreinal y Siglo XIX | Museo Amparo, Puebla
Región Nochistlán, Zacatecas
Año 1887
Período
Siglo XIX
Técnica Óleo sobre lámina
Investigador

Inscripciones y/o leyendas

Transcripción:

"En Nochistlán en el mes de Febrero de 1887, se hayava gravemente enfermo de reumas Jesus Mejia y no hayando remedio alguno, se valió de la proteccion del Señor del Bautisterio, lo mismo que su esposa Antonia Hernandes y sus hija Ygnacia y consiguio su salud. Y para constancia mando este."

 

Actualización de las grafías:

En Nochistlán, en el mes de febrero de 1887, se hallaba gravemente enfermo de reumas Jesús Mejía, y no hallando remedio alguno, se valió de la protección del Señor del Bautisterio, lo mismo que su esposa Antonia Hernández y su hija Ignacia, y consiguió su salud. Y para constancia mandó este [retablo].

Transcripción:

Descripción

Al Señor del Bautisterio

Al margen izquierdo, el Señor del Bautisterio rodeado por una mandorla de nubes. En un espacio interior, dos mujeres hincadas y detrás de ellas un hombre acostado en una cama cubierto con una colcha roja, con una venda sobre su cabeza, es atendido por otra mujer que tiene un paño blanco en su mano izquierda.

Óleo sobre lámina.

Obra mexicana de factura popular.

Fechada en 1887.


Transcripción:

"En Nochistlán en el mes de Febrero de 1887, se hayava gravemente enfermo de reumas Jesus Mejia y no hayando remedio alguno, se valió de la proteccion del Señor del Bautisterio, lo mismo que su esposa Antonia Hernandes y sus hija Ygnacia y consiguio su salud. Y para constancia mando este."

 

Actualización de las grafías:

En Nochistlán, en el mes de febrero de 1887, se hallaba gravemente enfermo de reumas Jesús Mejía, y no hallando remedio alguno, se valió de la protección del Señor del Bautisterio, lo mismo que su esposa Antonia Hernández y su hija Ignacia, y consiguió su salud. Y para constancia mandó este [retablo].

Al Señor del Bautisterio

Otras piezas de la sala