Figurilla antropomorfa polícroma de personaje de elite | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla antropomorfa polícroma de personaje de elite | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla antropomorfa polícroma de personaje de elite | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla antropomorfa polícroma de personaje de elite | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla antropomorfa polícroma de personaje de elite | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla antropomorfa polícroma de personaje de elite | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla

Figurilla antropomorfa polícroma de personaje de elite

Cultura Culturas del Centro-Sur de Veracruz
Región Centro Sur de Veracruz.
Período Clásico Tardío
Año 600-900 d.C
Técnica

Arcilla modelada con pintura polícroma y aplicaciones al pastillaje

Medidas 22.2   x 9.8  x 7.8  cm
Ubicación Bóveda Prehispánico
No. registro 52 22 MA FA 57PJ 1159
Investigador

Descripción

La carencia de materiales pétreos en la región central sur de Veracruz impulsó el manejo de las arcillas, limos y arenas. Esta característica del medio fue muy importante para la elaboración de esculturas de terracota, las cuales pueden encontrarse en gran variedad. Durante el Clásico Tardío se desarrolló una especialización en la elaboración de esculturas de terracota de tamaños diversos, incluso con dimensiones aproximadas a una persona (1.50 m).

Esta pieza corresponde a una figurilla de pie con acabado polícromo, que representa a un personaje de la elite. Sí bien en esta región el acabado de superficie de las figurillas en su mayoría es alisado, se pueden encontrar piezas pulidas y pintadas con chapopote parcial o totalmente, incluso detalles con pintura roja, blanca o negra; la policromía se encuentra en bajo porcentaje, pero no ausente, como se puede ver en la Ciuateteo de Cocuite.

Corporalmente la figurilla es similar a las encontradas en los sitios de Apachital, Niopiloa, Tenemexpan y Cocuite; con decoración sólo en la parte frontal y laterales, ya que en el posterior es liso, con dimensiones de 9.5 cm de ancho y 24 cm de alto.

La técnica de elaboración es modelada con acabado polícromo y de pasta fina color anaranjado. Al interior es hueca con escape de calor lineal horizontal posterior, en esta parte tiene una pequeña bola de barro que ocasiona un sonido dentro de la pieza; la forma de la cabeza es redonda, al igual que el mentón; los ojos son semioblicuos en altorrelieve y con los párpados presentes, las pupilas están hechas por punzonado con mirada al frente y marcados los surcos superciliares; la nariz está incompleta pero con visibilidad ligera de las fosas nasales, así como la punta de la nariz redondeada; la boca semiabierta es de labios gruesos y se observan ambas líneas dentales con dientes marcados por incisión y no es visible el surco subnasal; sobre las orejeras se observa el cabello de la sien y lateral de color negro. El rostro muestra restos de color blanco.

En los adornos que se observan, las orejeras con restos de color blanco son circulares de perforación cónica y de gran tamaño aplicadas al pastillaje; tiene un gorro tubular con rebordes en color turquesa, al centro frontal tiene un adorno vertical de cinco triángulos superpuestos flanqueados por líneas de pliegues en turquesa: ocho a la derecha y nueve a la izquierda.

La figurilla tiene un collar de adorno rojo de tres bandas entrelazadas al centro tipo caracol, además de remates laterales en blanco con cinco muescas. Debajo y a la derecha del adorno, tiene una soga con nudo corredizo de cinco vueltas que corresponde al nudo de la bolsa rectangular justo debajo de él, la cual tiene un borde rectangular y adornos en rombo pintados en rojo con punteado central en cada uno de ellos, la bolsa se complementa con un colgante en su parte inferior, es de forma triangular y contorno en blanco con diseño de conjunto de tres puntos separados por una línea incisa.

No se observan las extremidades superiores porque tiene una media capa abierta de color blanca y con rapacejo rectangular en color rojo por incisiones que le cubre por debajo de la cintura, sobre éste corren dos líneas horizontales de color turquesa y roja, visibles sólo en su lado izquierdo. De este mismo lado de la figurilla, se observa parte del paño de cadera rojo con reborde, del cual también se tiene el nudo al centro de la pieza.

Las extremidades inferiores son burdas y regordetas sin separación total ya que están unidas al interior, quizá porque se trate de una falda larga que cubre hasta el empeine de los pies, ya que los dedos están marcados por incisión horizontal. Si bien su parte posterior es lisa, mantiene la forma en cada sección del cuerpo de la figurilla, desde el gorro hasta las piernas.

La carencia de materiales pétreos en la región central sur de Veracruz impulsó el manejo de las arcillas, limos y arenas. Esta característica del medio fue muy importante para la elaboración de esculturas de terracota, las cuales pueden encontrarse en gran variedad. Durante el Clásico Tardío se desarrolló una especialización en la elaboración de esculturas de terracota de tamaños diversos, incluso con dimensiones aproximadas a una persona (1.50 m).

Otras piezas de la sala