Figura zoomorfa sobre objeto cónico | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figura zoomorfa sobre objeto cónico | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figura zoomorfa sobre objeto cónico | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figura zoomorfa sobre objeto cónico | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figura zoomorfa sobre objeto cónico | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla

Figura zoomorfa sobre objeto cónico

Cultura Desconocida
Región Desconocida
Período Desconocido
Técnica

Piedra desgastada y grabada

Ubicación Bóveda Prehispánico
No. registro 52 22 MA FA 57PJ 1001
Investigador

Descripción

Según se identifica, en este peculiar objeto se talló una lagartija sobre un cono hueco decorado y con cuatro soportes. El animal tiene cierta apariencia  antropomorfa; se sostiene en sus cuatro extremidades dobladas en ángulo recto hacia delante y hacia atrás, la cola termina en punta y los bordes laterales son dentados; otras marcas dentadas se advierten en el contorno de la cabeza y en la mitad inferior de las patas; en la cabeza sobresalen dos protuberancias que remiten a cuernos, los ojos se ven hundidos, la nariz es un prisma rectangular y en la boca grande la dentadura destaca incisa. El conjunto de rasgos permiten reconocerlo como una lagartija cornuda, un pequeño reptil cuyo cuerpo presenta escamas espinosas y cuernos occipitales o temporales.

La lagartija se posa en una forma cónica hueca; a los lados se grabó un diseño reticulado que remite a la piel escamada de algunos reptiles, como el caimán o el cocodrilo, y la misma la lagartija cornuda. En dos lados esta sección cuadriculada se limita por pequeñas protuberancias redondeadas que igualmente se ven alrededor de la abertura frontal del cono; cada una tiene marcada una cruz; es probable que representen el fruto de la planta del tabaco y, si es así, indicarían que el instrumento pudo servir fumar.

Como se sabe, el tabaco es originario de América; los mexicanos antiguos lo consumieron ampliamente, y además se conocen imágenes artísticas de fumadores en diversas culturas. Sus usos se clasifican como rituales, lúdicos y medicinales; el follaje es el que contiene el alcaloide ligeramente intoxicante llamado nicotina, de modo que las hojas se mascaban frescas o hervidas, y secas se preparaban en cigarros o pipas. El fruto del tabaco es una cápsula ovoide de uno 3 a 6 cm de longitud recubierta por un cáliz, su sección interior está dividida en dos partes que contienen numerosas semillas diminutas; en su remate superior se advierten dos líneas cruzadas que recuerdan los motivos en relieve mencionados.

El cuerpo de la lagartija presenta una perforación cilíndrica en la parte media, la cual indica el objeto pudo ser colgado, como un pendiente.

Según se identifica, en este peculiar objeto se talló una lagartija sobre un cono hueco decorado y con cuatro soportes. El animal tiene cierta apariencia  antropomorfa; se sostiene en sus cuatro extremidades dobladas en ángulo recto hacia delante y hacia atrás, la cola termina en punta y los bordes laterales son dentados; otras marcas dentadas se advierten en el contorno de la cabeza y en la mitad inferior de las patas; en la cabeza sobresalen dos protuberancias que remiten a cuernos, los ojos se ven hundidos, la nariz es un prisma rectangular y en la boca grande la dentadura destaca incisa. El conjunto de rasgos permiten reconocerlo como una lagartija cornuda, un pequeño reptil cuyo cuerpo presenta escamas espinosas y cuernos occipitales o temporales.

Otras piezas de la sala