Mujeres con grandes orejeras anulares | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Mujeres con grandes orejeras anulares | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Mujeres con grandes orejeras anulares | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Mujeres con grandes orejeras anulares | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla

Mujeres con grandes orejeras anulares

Cultura Culturas Clásicas de la cuenca de Cuitzeo
Región Michoacán
Período Clásico temprano
Año 200-600 d.C.
Técnica

Barro modelado con pastillaje, incisiones y pintura

Ubicación Bóveda Prehispánico
No. registro 52 22 MA FA 57PJ 810
Investigador

Descripción

La suntuosidad de los adornos concentra la atención visual en este par de mujeres desnudas modeladas en cerámica. En el estilo escultórico creado durante el período Clásico en la cuenca del lago de Cuitzeo y el valle de Morelia o Guayangareo en Michoacán –que igualmente forma parte de la cuenca –, los rasgos más destacados son: la desnudez con acento en la zona genital, la cabellera, los peinados con partido a la mitad, los tocados y la joyería. En esta gama de ornamentos y la diversidad de formas que ostentan radica sobre todo la individualidad de cada obra, puesto que la anatomía corresponde, en lo general, a un mismo tipo: jóvenes con la cintura indicada, leve abultamiento abdominal, el vientre bajo remarcado y con la figuración de la vulva. El cuerpo remite a un estado de embarazo incipiente o a uno posterior; parece enfatizarse la sexualidad y, a partir de los ornamentos, la cabellera y los peinados, posiblemente se plasmaron mujeres de alta jerarquía social.  

La manufactura de las dos piezas que vemos corresponde a distintos talleres, si bien, comparten las orejeras anulares de gran diámetro y espesor; asimismo, el collar de una es similar al tocado y a una sección del pectoral de la otra, quizás figuren cuentas alargadas entrelazadas sobre bases textiles.

La que luce el pectoral destaca porque en éste y en la cabeza se distinguen formas que, a mi juicio, representan plumas. El tratamiento de estos elementos al pastillaje difiere del usado para el cabello en otras piezas del estilo y en la parte posterior de la misma escultura, el cabello se ve corto, parejo y con algunas incisiones lineales. De esta manera, bajo el tocado hay dos hileras de plumas cortas y acaso dos plumas más largas a los lados del rostro. En el pectoral destaca una hilera de plumas largas y relativamente puntiagudas; sobre éstas hay un aro que hace juego con las orejeras, de modo que el conjunto de los ornamentos, que además fueron pintados en rojo y blanco, evoca materialidades diferentes.

Tanto el uso de las plumas como las grandes orejeras circulares recuerdan los adornos que exhiben numerosas imágenes en Teotihuacán. Es probable que en efecto, estas últimas hayan servido como modelo en la zona de Cuitzeo, dado que ambos desarrollos son contemporáneos y existen evidencias de que mantuvieron relaciones. En Santa María, Queréndaro, Tres Cerritos y Huandacareo, entre otros sitios de la cuenca de Cuitzeo, se han detectado diversos objetos –como la cerámica llamada anaranjado delgado, cuentas y navajillas de obsidiana verde procedentes de Pachuca y una máscara de alabastro –, así como elementos constructivos –el sistema talud y tablero – que son propios o característicos de la gran urbe cosmopolita del centro de México.

Igualmente en Teotihuacán se han encontrado vasijas decoradas postcocción y pequeñas esculturas cerámicas originarias de la región michoacana de valles, ciénegas y lagos, en donde se ubica la zona de Cuitzeo, las cuales, junto con algunas prácticas funerarias han permitido advertir la presencia de pobladores provenientes de Michoacán. Cabe añadir que los lazos históricos entre los pobladores de Cuitzeo y el centro de México se remontan al Preclásico tardío, pues la cerámica de la cultura de Chupícuaro o imitaciones de ella, se ha localizado en Cuicuilco y en las etapas iniciales del desarrollo teotihuacano.

Es factible que en la cuenca de Cuitzeo, las grandes orejeras circulares y los adornos de plumas constituyeran un atributo de prestigio especial, en tanto que pudieran asociarse con Teotihuacán.

La suntuosidad de los adornos concentra la atención visual en este par de mujeres desnudas modeladas en cerámica. En el estilo escultórico creado durante el período Clásico en la cuenca del lago de Cuitzeo y el valle de Morelia o Guayangareo en Michoacán –que igualmente forma parte de la cuenca –, los rasgos más destacados son: la desnudez con acento en la zona genital, la cabellera, los peinados con partido a la mitad, los tocados y la joyería. En esta gama de ornamentos y la diversidad de formas que ostentan radica sobre todo la individualidad de cada obra, puesto que la anatomía corresponde, en lo general, a un mismo tipo: jóvenes con la cintura indicada, leve abultamiento abdominal, el vientre bajo remarcado y con la figuración de la vulva. El cuerpo remite a un estado de embarazo incipiente o a uno posterior; parece enfatizarse la sexualidad y, a partir de los ornamentos, la cabellera y los peinados, posiblemente se plasmaron mujeres de alta jerarquía social.  

Otras piezas de la sala