El tiempo en las cosas II. Salas de Arte Contemporáneo
Flautas antropomorfas gemelas | El tiempo en las cosas II. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Flautas antropomorfas gemelas | El tiempo en las cosas II. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Flautas antropomorfas gemelas | El tiempo en las cosas II. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Flautas antropomorfas gemelas | El tiempo en las cosas II. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Flautas antropomorfas gemelas | El tiempo en las cosas II. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Flautas antropomorfas gemelas | El tiempo en las cosas II. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Flautas antropomorfas gemelas | El tiempo en las cosas II. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla

Flautas antropomorfas gemelas

Región Desconocida
Período Desconocido
Técnica Barro modelado, con pastillaje, inciso y perforaciones
Ubicación Salas de Arte Contemporáneo. Piezas Prehispánicas
Investigador

Los instrumentos musicales ocupan un lugar relevante en el legado de las antiguas culturas indígenas de México. Sin duda, por la actividad artística que implican, con frecuencia íntimamente vinculada con el canto, la oratoria y la danza y desde luego por la tecnología musical, los simbolismos de los mismos instrumentos y los sonidos que producían; así como por el papel que desempeñaba la música en los rituales religiosos, los ceremoniales políticos y en la vida de todos los estratos sociales, desde las estrategias de cacería y guerra, el acompañamiento en las fiestas seculares, hasta el contacto con el mundo espiritual y las divinidades. Entre los estudiosos especializados existe coincidencia plena en una compleja cultura musical precolombina integrada por numerosas tradiciones regionales.

Las dos piezas que vemos son flautas; en el mecanismo sonoro de estos instrumentos el aire oscilante que genera el sonido se origina por el choque de una corriente de aire dirigida contra un filo. En Mesoamérica existieron diversos tipos de flautas hechas con distintos materiales; su denominación genérica en náhuatl es tlapitzalli.

Estas largas flautas gemelas son ligeramente globulares, tienen una amplia embocadura simple y el otro extremo con forma de cabeza humana, en la que la boca sirve de agujero; es probable que tuvieran connotaciones fálicas. Las cabezas muestran un elaborado peinado a base de crestas que la atraviesan transversal, perpendicular y horizontalmente; a excepción de estos mechones de cabello, el resto luce rapado; llama la atención el minucioso modelado, en particular porque ambas narices aguileñas tienen una diminuta perforación circular que acaso indique que alguna vez portaron algún ornamento. Entre otras opciones, los elementos figurativos en los instrumentos musicales pudieron vincularse con el tipo de sonido que producían, los propósitos de la música o con el mismo músico; en las piezas que vemos parece que retratan un grupo especial de la comunidad o uno étnico.

Jacqueline Larralde de Sáenz ha expresado que este par de obras proceden de Coyuca de Catalán, un municipio situado en el centro norte de Guerrero, que en el siglo XV fue dominado por los purépechas del Estado tarasco.

Los instrumentos musicales ocupan un lugar relevante en el legado de las antiguas culturas indígenas de México. Sin duda, por la actividad artística que implican, con frecuencia íntimamente vinculada con el canto, la oratoria y la danza y desde luego por la tecnología musical, los simbolismos de los mismos instrumentos y los sonidos que producían; así como por el papel que desempeñaba la música en los rituales religiosos, los ceremoniales políticos y en la vida de todos los estratos sociales, desde las estrategias de cacería y guerra, el acompañamiento en las fiestas seculares, hasta el contacto con el mundo espiritual y las divinidades. Entre los estudiosos especializados existe coincidencia plena en una compleja cultura musical precolombina integrada por numerosas tradiciones regionales.

Obras de la sala

El tiempo en las cosas II. Salas de Arte Contemporáneo