Cilindro con imágenes e inscripciones zapotecas que registran una conquista del señor 1 muerte | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Cilindro con imágenes e inscripciones zapotecas que registran una conquista del señor 1 muerte | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Cilindro con imágenes e inscripciones zapotecas que registran una conquista del señor 1 muerte | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Cilindro con imágenes e inscripciones zapotecas que registran una conquista del señor 1 muerte | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Cilindro con imágenes e inscripciones zapotecas que registran una conquista del señor 1 muerte | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Cilindro con imágenes e inscripciones zapotecas que registran una conquista del señor 1 muerte | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla

Cilindro con imágenes e inscripciones zapotecas que registran una conquista del señor 1 muerte

Cultura Zapoteca
Región Valles centrales de Oaxaca
Período Clásico tardío
Año 600-900 d.C.
Técnica

Barro modelado con técnica de enrollado, grabado e inciso

Medidas

38.4 x 11 cm (diámetro)

Ubicación Sala 5. Lenguaje y escritura
No. registro 52 22 MA FA 57PJ 1307
Investigador

Descripción

La pieza está datada en el Clásico tardío o Epiclásico (entre 600 y 800 d.C.), aunque su margen cronológico quizá se pueda extender hasta el siglo IX; la época en la que la antigua capital zapoteca, Monte Albán, estaba siendo abandonada lenta y paulatinamente, reemplazándose por Zaachila. Su procedencia es desconocida; casi con toda seguridad procede de los valles centrales de Oaxaca. De acuerdo con el análisis del epigrafista Javier Urcid Serrano (2003), aunque diferimos en algunos detalles, los datos escritos que contiene sugieren que proviene del área de Zaachila, o quizá de Noriega, que parece haber sido un barrio de la misma Zaachila.

Se desconoce su función, pero la más viable es que servía como pedestal para apoyar otro tipo de objeto o recipiente. Se trata de un cilindro hueco de cerámica (barro gris) ligeramente cónico, con una escena y un texto jeroglífico esgrafiados. Mide 38.6 cm. de alto y en su parte más angosta alcanza 10 cm. de diámetro, mientras que en la más ancha consta de 10.5 cm. El grosor de las paredes de esta pieza oscila entre los 8 y los 10 mm.

Contiene la representación de un hombre sentado sobre un pequeño banquillo, quien sostiene con su mano izquierda un cuchillo de obsidiana o pedernal. A juzgar por su tocado, anudado por la parte posterior y que envuelve la cabeza a manera de cinta, debe tratarse de un gobernante. Según el análisis de los jeroglíficos asociados parece ser el protagonista de la inscripción, quien se llamaba Quelana 1, conquistó a un lugar de ubicación desconocida y probablemente procedía de la ciudad o área de Zaachila.

El estilo de esta imagen es de tipo conceptual, un género de representación llamado “lenguaje pictográfico” o “pictografía narrativa”. Dado que se trata de una superficie convexa o tubular, los jeroglíficos que componen este texto se presentan de forma aglutinada y aparentemente caótica. No obstante, el hecho de que los signos en variantes de cabeza se orienten hacia la izquierda del observador, así como el que los numerales se ubiquen en la parte inferior de las grafías calendáricas (el orden sintáctico en los idiomas de la familia otomangue es día-numeral), sugieren que la dirección general de lectura es de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo.

La comparación estructural de este texto con otras inscripciones zapotecas más tempranas, cuyos jeroglíficos se encuentran dispuestos de forma lineal, así como la sintaxis habitual del idioma zapoteco (sujeto-verbo-objeto) sugieren el siguiente orden de lectura:

1. Fecha Xoo 2, o ‘2 Terremoto’, que alude a un año específico de 365 días (ciclo conocido como yza), misma que está introducida por el complejo tocado del dios de la lluvia Cocijo, lo que indica que se trata de un portador o cargador de año.

2. Locativo de Noriega/Zaachila, así identificado por Urcid Serrano, a causa de que “los ojos" que circundan el elemento escalonado interior y las fauces en la parte inferior del jeroglífico “del cerro” forman parte del signo calendárico Chilla, ‘Lagarto’, mientras que “los elementos gráficos que cuelgan de las fauces son chaquiras y volutas”, que parecen representar nubes (zaa). De esta forma, haciendo uso del recurso escriturario del rebus, el escriba probablemente representó la palabra Zaachilla. Parece tratarse del lugar de origen del protagonista de la inscripción, quien era el gobernante y conquistador Quelana 1.

3. Segundo locativo, de identificación o localización incierta. Parece tratarse del sitio que fue conquistado, y residencia del gobernante Pillannaa 10. Tal como ocurre en el sistema de escritura zapoteco, los jeroglíficos escalonados de “cerro” sirven para aludir a las ciudades, locativos, pueblos o topónimos.

4. Aparecen los nombres de ocho sujetos o personajes humanos, quienes están organizados por parejas, probablemente matrimonios reales. Como era costumbre entre los zapotecos antiguos, tanto los hombres como las mujeres recibían el nombre del día en que nacieron, según la estructura del ciclo adivinatorio de 260 días (conocido como pije o piye).

Primera pareja: Peolana 3, ‘3 Cráneo’ o ‘3 Muerte’ (otras variantes de su nombre podrían ser Lana 3 o Laana 3) al lado de su posible esposa Pilaa 7, ‘7 Caña’ (otras variantes de su nombre podrían ser Quij 7. Ij 7 o Laa 7). Ellos parecen relacionarse con el topónimo de Noriega/Zaachila.

Segunda pareja: Petella 5, ‘5 Nudo’ o ‘5 Perro’ (otra variante de su nombre podría ser Tella 5) al lado de su posible esposa Qualaa 9, ‘9 Flecha’ o ‘9 Caña’ (otras variantes de su nombre podrían ser Quij 9, Ij 9 o Laa 9). Este matrimonio también podría relacionarse con Noriega/Zaachilla.

Tercera pareja: el nombre del protagonista o conquistador Quelana 1, ‘1 Cráneo’ o ‘1 Muerte’ (otras variantes de su nombre podrían ser Lana 1 o Laana 1) al lado de su posible esposa Pilaache 11, ’11 Jaguar’ (otras variantes de su nombre podrían ser Gueche 11, Eche 11 o Ache 11). Urcid Serrano especula que la señora Pilaache 11 era oriunda de la ciudad conquistada, y que en este cilindro se enfatiza que se convirtió en cónyuge de Quelana 1, pues entre los zapotecos existía la costumbre de casarse con una mujer noble de los sitios derrotados o sometidos; Quelana 1 era probablemente el gobernante en turno de Noriega/Zaachila.

Cuarta pareja: Gobernante de la ciudad vencida, llamado Pillannaa 10, ’10 Mazorca’ o ’10 Águila’ (otras variantes de su nombre podrían ser Naa 10 o Ñaa 10) flanqueando el topónimo de su capital, junto con el nombre de su posible esposa Calapiya 11, ’11 Escobilla’ u ’11 Hierba torcida’ (otra variante de su nombre podría ser Pija 11). Como ambos nombres se encuentran asociados con el llamado signo de “pez”, que probablemente representa un logograma “cautivo”, Urcid Serrano especula que ambos fueron capturados por Quelana 1.

5. Verbo de guerra o conquista, no descifrado, pero representado a través de un signo que consta de un búho amenazado por tres dardos.

6. El jeroglífico con forma de bolsa anudada es de función desconocida, pero se sabe que normalmente cierra las oraciones o cláusulas en los textos zapotecos. Debido a la sintaxis habitual del idioma zapoteco (sujeto-verbo-objeto) Urcid Serrano sugiere que podría tratarse del objeto directo de toda la inscripción, que por estar asociado con el signo de “pez” podría vincularse con el ámbito semántico de “prisionero” o “prisioneros de guerra”.

La pieza está datada en el Clásico tardío o Epiclásico (entre 600 y 800 d.C.), aunque su margen cronológico quizá se pueda extender hasta el siglo IX; la época en la que la antigua capital zapoteca, Monte Albán, estaba siendo abandonada lenta y paulatinamente, reemplazándose por Zaachila. Su procedencia es desconocida; casi con toda seguridad procede de los valles centrales de Oaxaca. De acuerdo con el análisis del epigrafista Javier Urcid Serrano (2003), aunque diferimos en algunos detalles, los datos escritos que contiene sugieren que proviene del área de Zaachila, o quizá de Noriega, que parece haber sido un barrio de la misma Zaachila.

Otras piezas de la sala