El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico
Figurilla Mezcala antropomorfa de piedra verde | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla Mezcala antropomorfa de piedra verde | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla Mezcala antropomorfa de piedra verde | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla Mezcala antropomorfa de piedra verde | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla Mezcala antropomorfa de piedra verde | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla Mezcala antropomorfa de piedra verde | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla

Figurilla Mezcala antropomorfa de piedra verde

Cultura Tradición Mezcala
Región Guerrero
Período Epiclásico
Año 700-900 d.C.
Técnica

Granodiorita desgastada con andesita, pulida, bruñida e incisa

Medidas

10.1cm de largo

2.85cm de ancho

2.82cm de alto

Ubicación Bóveda Prehispánico
No. registro 52 22 MA FA 57PJ 1012
Investigador

La definición del “estilo Mezcala” fue propuesta por Miguel Covarrubias en la década de 1960, al revisar piezas hechas en diorita, calcita, andesita, metadiorita, serpentina, pórfido, anhidrita y silicatos de color verde veteado y jaspeado, desafortunadamente la mayoría de las piezas carecían de datos contextuales, sin embargo, las consideraba originarias de la cuenca del río Mezcala en el estado de Guerrero. Estos objetos se caracterizan por su forma esquemática y rasgos apenas sugeridos, donde agrupa figurillas y máscaras simétricas, figuras hechas sobre hachas petaloides y máscaras planas de obsidiana y piedras duras. Posteriormente, Carlo Gay restringe el término Mezcala a uno de los grupos de Covarrubias, relacionando la forma de las piezas con las materias primas empleadas en su elaboración. Así, él emplea el término de “estilo Mezcala” a las piezas que presentan una simplicidad y abstracción en sus diseños mediante cortes y planos rectos, tendiendo a ser geométricos, mientras que a otro de los grupos lo llama de “estilo chontal” por sus representaciones más realistas o naturalistas y al último lo denomina “estilo Sultepec” donde destacan las narices prominentes o desproporcionadas con respecto al rostro.

La temporalidad de las piezas Mezcala recuperadas en contexto arqueológico es amplia, ya que se han recuperado en sitios cuya temporalidad corresponde al periodo preclásico o formativo (800 a.C.-300 a.C.) de Guerrero como Ahuináhuac, Cuetlahuchitlan, Teopantecuanitlán, y Oxtotitlán, así como también en asentamientos fechados para el periodo Epiclásico (600-900 d.C.) como, Pezuapan, Los Filos-Mezcala, El Bermejal y Carrizalillo, Cueva de los Huaraches y La Organera-Xochipala. Del mismo modo sitios del Posclásico en el centro de México como Tenochtitlán (1325-1521 d.C.) poseen una amplia colección de piezas con estas características.

Esta figura antropomorfa de cuerpo completo, al parecer de granodiorita oscura, tiene caras irregulares, paredes convexas y no está perforada. Presenta diseños incisos para destacar las partes anatómicas y rasgos faciales. La tecnología detectada en la zona Mezcala se caracteriza por un patrón consistente cuya técnica diagnóstica es el empleo de lajas de andesita para desgastar, para el periodo Formativo se usa obsidiana para cortar y hacer incisiones y en los periodos tardíos como el Epiclásico y Posclásico se detectan para la misma modificación lascas de pedernal. Finalmente, para los acabados se empleaba nódulo de pedernal. Por sus características tecnológicas y morfológicas, esta pieza corresponde al periodo Epiclásico.

La figurilla presenta rasgos más naturalistas, el rostro es más expresivo, tiene alto relieve para representar nariz y cejas. Las concavidades para representar los ojos y la boca abierta permiten distinguir las facciones del personaje. Llama la atención las manos cubriendo el vientre, pues esa postura no es común en piezas Mezcala ya que la postura más habitual es con las manos en los extremos del torso. Destaca también la deformación craneal y el tocado que tiene la forma de casco con protección en las orejas.

La definición del “estilo Mezcala” fue propuesta por Miguel Covarrubias en la década de 1960, al revisar piezas hechas en diorita, calcita, andesita, metadiorita, serpentina, pórfido, anhidrita y silicatos de color verde veteado y jaspeado, desafortunadamente la mayoría de las piezas carecían de datos contextuales, sin embargo, las consideraba originarias de la cuenca del río Mezcala en el estado de Guerrero. Estos objetos se caracterizan por su forma esquemática y rasgos apenas sugeridos, donde agrupa figurillas y máscaras simétricas, figuras hechas sobre hachas petaloides y máscaras planas de obsidiana y piedras duras. Posteriormente, Carlo Gay restringe el término Mezcala a uno de los grupos de Covarrubias, relacionando la forma de las piezas con las materias primas empleadas en su elaboración. Así, él emplea el término de “estilo Mezcala” a las piezas que presentan una simplicidad y abstracción en sus diseños mediante cortes y planos rectos, tendiendo a ser geométricos, mientras que a otro de los grupos lo llama de “estilo chontal” por sus representaciones más realistas o naturalistas y al último lo denomina “estilo Sultepec” donde destacan las narices prominentes o desproporcionadas con respecto al rostro.

Obras de la sala

El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico