Escudilla decorada con serpiente | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Escudilla decorada con serpiente | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Cultura Tumbas de tiro
Estilo Lagunillas
Región Sur de Nayarit
Período Preclásico tardío-Clásico temprano
Año 300 a.C.-600 d.C.
Técnica

Barro modelado y pintado al falso negativo

Medidas 4.5   x 19.7  cm
Ubicación Sala 6. Arte, forma y expresión
No. registro 52 22 MA FA 57PJ 1055
Investigador

Descripción

Una escudilla es un recipiente semiesférico, de diámetro amplio, poco hondo, sin asas ni labio o borde en la boca. Esta bella vasija, cuya forma simple, paredes delgadas y pintura en falso negativo demuestran el dominio técnico del ceramista que la creó, fue usada para materializar la imagen que del inframundo tenía el pueblo de las tumbas de tiro de acuerdo con sus conceptos culturales. En la superficie exterior se pintaron dos serpientes estilizadas, casi abstractas, sus cabezas triangulares se enfrentan y tocan en el centro de la composición, mientras que sus cuerpos se curvan en sentidos opuestos y juntas trazan una gran “S”.

Estos entes serpentinos habitan en el océano que rodea toda la tierra y constituye el estrato inferior de la estructura del cosmos, se trata del mar primordial, el origen de todo lo creado y las serpientes asimismo lo representan. En otros pueblos mesoamericanos las serpientes simbolizan de modo predominante cuerpos y corrientes de agua, mientras que la naturaleza del mundo inferior se concibe acuática; en este orden de ideas, la cosmovisión de la cultura de las tumbas de tiro resulta coherente y fortalece los testimonios de una misma tradición cultural y de pensamiento en dicha super área cultural.

La interpretación se sustenta igualmente en el color, los motivos lineales y la forma del recipiente; veamos. Las serpientes resaltan en rojo sobre un fondo negro que indica un ámbito oscuro, con ello el artista plasmó con eficiente elocuencia que lo nocturno y la oscuridad son otras de las principales cualidades atribuidas al espacio inframundano. Su carácter acuático es aludido por la línea zigzagueante pintada en una de las bandas que envuelven la composición.

Finalmente, pienso que la forma semiesférica de la escudilla no es fortuita, sino que participa de manera directa en la imagen: remite a una representación esférica del cosmos, de la que en particular vemos su sección inferior; el hecho de que los motivos se plasmaran en la superficie exterior y los desgastes en la pintura señalen que el recipiente estuvo apoyado en base, enfatizan que se trata de una figuración del inframundo. Con alta probabilidad, esta obra de arte simbólica del mundo inferior marino se colocó en un espacio subterráneo, una tumba de tiro y cámara; un recinto arquitectónico que es el espacio de los muertos y tiene cualidades femeninas, como se dijo, es el lugar de la creación primordial.

Una escudilla es un recipiente semiesférico, de diámetro amplio, poco hondo, sin asas ni labio o borde en la boca. Esta bella vasija, cuya forma simple, paredes delgadas y pintura en falso negativo demuestran el dominio técnico del ceramista que la creó, fue usada para materializar la imagen que del inframundo tenía el pueblo de las tumbas de tiro de acuerdo con sus conceptos culturales. En la superficie exterior se pintaron dos serpientes estilizadas, casi abstractas, sus cabezas triangulares se enfrentan y tocan en el centro de la composición, mientras que sus cuerpos se curvan en sentidos opuestos y juntas trazan una gran “S”.

Otras piezas de la sala