Exposición. Toujours, el Museo como testigo