Yishai Judishman. Pintura en obra

Del 30 de enero, 2009 al 06 de abril, 2009

Como pocos artistas visuales contemporáneos, el pintor mexicano Yishai Jusidman no sólo se esmera en los aspectos técnico y temá­tico de sus obras, sino también en las reflexiones teóricas que dan origen a unos y otras. El resultado de todo ello es un planteamiento pictórico donde nuestra percepción es parte integral de la obra, ha­ciendo que la experiencia de observarlas sea un notable develamiento, un descubrir no únicamente figuras, formas y texturas, sino también presencias que habitan estos cuadros y que se nos van revelando poco a poco. De modo paradójico (pues lo primero que se advierte de inmediato es una superficie blanca), es quizá en la serie Geisha donde lo anterior se hace patente con mayor elocuencia: desde una blancura impecable —como los rostros de las geishas— van emergiendo ante la pupila del observador esas “mujeres-arte”, como si la mirada de éste las hubiera ido trazando minuciosamente. Y tal proceso ocurre con la misma delicadeza y discreción con que se conducen ellas.

En cambio, en las piezas de Mutatis mutandis y Pintores trabajando el hallazgo es inverso: son las obras las que “miran” al espectador, incorporándolo a ellas y dotándolo de la capacidad de concluirlas, de “darles sentido” —como señala Christian Viveros-Fauné. Algo similar se experimenta con la serie Bajo tratamiento, un conjunto de retratos de pacientes de un hospital psiquiátrico de la ciudad de México. Las cédulas que acompañan cada cuadro indican el respectivo padecimiento del retratado: son personas “etiquetadas”, cómodos clichés. Sin embargo, los personajes de estas obras no sólo dirigen su mirada al espectador, sino que en su silencio le hablan, le narran algo que lo involucra y lo motiva a entablar un diálogo callado.

Tal preocupación perceptual es una constante en todas las creaciones del pintor, al grado de incorporar a ellas la interacción del espectador, ese observador-observado que experimenta una apropiación estética única y “culmina” el significado que cada pieza le transmite.

Tras sus estancias en Nueva York, México, París y —ahora— Los Ángeles, Yishai Jusidman conoce en profundidad la tradición académica y las vanguardias modernas, así como las corrientes contemporáneas de este siglo XXI, tanto de Europa como de América. De ello da cuenta su obra toda, lo que incluye también los artículos y ensayos que ha publicado desde hace tiempo. Si como pensador sus juicios críticos han motivado polémicas y reflexiones, su quehacer pictórico lo ha hecho también —y de modo intenso y vivencial— en el espectador que interactúa con sus creaciones.

Fruto del trabajo conjunto del Museo de Arte Moderno y el Museo Amparo, la exposición que acompaña este volumen es una síntesis retrospectiva de las series que Jusidman ha realizado de 1987 a la fecha; en ella, el público encontrará una propuesta artística y una experiencia estética donde éste —el observador— desempeña la función sustancial en la realización última de cada pieza, en la cabal convocación de todas sus presencias.


Christian Viveros-Faune | Curador

Yishai Judisman l Artista

Selección de obra

Material adicional