Sarah Crowner. Serpentear: Lecturas entre lo antiguo y lo moderno
Platform (Cobalt Snakeskin) | Sarah Crowner. Serpentear: Lecturas entre lo antiguo y lo moderno | Museo Amparo, Puebla
Platform (Cobalt Snakeskin) | Sarah Crowner. Serpentear: Lecturas entre lo antiguo y lo moderno | Museo Amparo, Puebla
Platform (Cobalt Snakeskin) | Sarah Crowner. Serpentear: Lecturas entre lo antiguo y lo moderno | Museo Amparo, Puebla
Platform (Cobalt Snakeskin) | Sarah Crowner. Serpentear: Lecturas entre lo antiguo y lo moderno | Museo Amparo, Puebla

Sarah Crowner

Platform (Cobalt Snakeskin)

Período Siglo XXI
Año 2022
Técnica

Terracota, mortero y boquilla

Información adicional

Cortesía de la artista y Galerie Nordenhake
Proyecto en colaboración con Cerámica SURO

Un piso azul cobalto

Puebla de los Ángeles se fundó en 1531 y al poco tiempo se convertiría en una de las ciudades más importantes de la Nueva España, capital industrial y comercial que, además de un desarrollo económico, tuvo un crecimiento artístico y artesanal acorde a su economía boyante. De ahí su especialización en industrias de lujo, como la talavera, los mosaicos y la seda, por ejemplo.

En su origen fue una ciudad con un trazo regular, a semejanza de las de Castilla, con calles bien delineadas, balcones, casas de piedra tallada y portones magníficos. Destacada por su arquitectura con un estilo entre el gótico y el renacentista. En ella, el carácter sobrio y frío de las construcciones contrastaba con las llamativas decoraciones de origen mestizo. Hacia principios del siglo XVIII, aparecieron en la ciudad las primeras edificaciones con trabajo decorativo en estuco, expresión que rompió con las líneas más rígidas y conservadoras de la arquitectura española (muestras de ello son la Capilla del Rosario y los templos de Santo Domingo y San Cristóbal). Los mosaicos fueron otro elemento decorativo arquitectónico que dio efectos coloridos a las construcciones y se volvió un signo distintivo. Desafortunadamente, muchas de las obras de aquella época fueron destruidas en el siglo XIX, por la búsqueda de un nuevo estilo.

Que este proyecto de Sarah Crowner tenga lugar y adquiera forma en el Museo Amparo de la ciudad de Puebla tiene significados inherentes, en tanto su obra es capaz de dialogar con objetos y modos de representación de mundos antiguos, sobre todo en cuanto a lo simbólico y lo que atañe a los modos de producción, sus connotaciones rituales y los contrastes y combinaciones que denotan interculturalidad. Es así como este proyecto se suma a un flujo global que se acentúa con el renacer actual del trabajo en cerámica y barro, y la especial atención al arte hecho a mano con materiales locales, consecuencia, en parte, de la revalorización de las culturas y materiales vernáculos y de la puesta en crisis de visiones hegemónicas sobre el arte y el quehacer artístico.

Crowner retoma elementos cuya carga simbólica pudiera asociarse con Puebla, su historia y producción material: la cerámica, el azul cobalto, el patrón de escamas de piel o escamas de serpiente, pero reta las estructuras y los prejuicios establecidos por los regionalismos o las denominaciones de origen y se anima a producir las piezas en territorio tapatío, en específico, en el taller de Cerámica Suro, con materiales importados, resistentes y durables. Así, este piso, como el trabajo de Crowner, refleja pluralidad, diversidad e interculturalidad, al tiempo que procura establecer diálogos e investigaciones locales, que permitan extender las lecturas e interpretaciones de su obra.

Mosaicos de azul intenso con una forma similar a la de las escamas de un reptil, que, adheridos entre ellos, podrían lo mismo asemejar la piel de una serpiente, que un mar o un espejo de agua. Una vez más, la repetición de patrones propuesta por Crowner hace de las suyas y genera un efecto visual que remite ya sea a la pintura abstracta, a esquemas y motivos arquitectónicos o a una pieza de diseño, pero también, a elementos naturales y patrones encontrados en la naturaleza. Un piso utilitario sobre el que el visitante puede caminar y pasearse para tener una interacción distinta con el Museo y desafiar la percepción: el adentro se confunde con el afuera, lo contemporáneo con lo histórico, lo utilitario con lo contemplativo, lo artesanal con lo semiindustrial. El arte y el diseño se funden para generar una obra de arte total, que demanda la participación del espectador.

Un piso azul cobalto

Audios

Obras de la sala