Sin título (De la serie Cuadernos de viaje) | El Tiempo en las Cosas. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Período Siglo XX
Año 1990
Técnica Plata gelatina
Medidas

50.8 x 61 cm

Ubicación Sala 4. Naturaleza e imaginarios
Investigador

Descripción

Graciela Iturbide cuenta que cuando visitó el Jardín Botánico de Oaxaca vio en sus plantas las formas escultóricas más naturales. Su amigo y colega Francisco Toledo (Juchitán, 1940 – Oaxaca, 2019) le confirmó lo obvio: «no son esculturas, son plantas». Sin título (1990s) no fue tomada en los jardines de Oaxaca, sino en la costera yucateca; pero la anécdota sirve para apuntar las tensiones entre la vida urbana y rural y entre lo humano y la naturaleza, que le han interesado a Iturbide a lo largo de su trayectoria.

            En uno de sus viajes a Mérida, Iturbide hizo una captura de lo que se conoce como matorral de duna costera, que poco recuerda a las representaciones típicas de la región y que, sin embargo, constituyen un elemento clave en términos ecológicos y de preservación. Esta especie constituye la principal barrera contra los efectos de fenómenos naturales como mareas altas y huracanes, y durante las últimas décadas ha sufrido un grave deterioro debido al crecimiento urbano y turístico inmoderado.

            A diferencia de otros de sus trabajos, aquí no hay una puesta en escena ni un personaje posando y, sin embargo, la estructura del matorral es propia de un territorio, de su tradición y de su historia. Las cualidades escultóricas y antropomórficas de lo vegetal derivan la percepción de lo real hacia la construcción del imaginario fantástico de un territorio.

            Si bien la fotografía de paisaje no es un género común en la obra de Iturbide, en su serie de Cuadernos de viaje —de la que forma parte esta imagen— parece hacer un acercamiento a diversos elementos del entorno para construir un paisaje sin categorías que evita las asociaciones nacionalistas de la identidad visual, en este caso, tan propias de la tradición paisajística de México, para llamar la atención a la vida en el orden de lo natural.

 

 

AC, febrero de 2021.

Referencias

gracielaiturbide.org

https://www.youtube.com/watch?v=9QhISeV9eiI

https://issuu.com/centrodeartealcobendas/docs/cat_logo_graciela_iturbide_fotograf

https://mfa.org/news/graciela-iturbides-mexico-spanish

https://www.inah.gob.mx/boletines/2653-graciela-iturbide

https://www.fundacionmapfre.org/arte-y-cultura/exposiciones/historico/ano-2009/graciela-iturbide/

Graciela Iturbide cuenta que cuando visitó el Jardín Botánico de Oaxaca vio en sus plantas las formas escultóricas más naturales. Su amigo y colega Francisco Toledo (Juchitán, 1940 – Oaxaca, 2019) le confirmó lo obvio: «no son esculturas, son plantas». Sin título (1990s) no fue tomada en los jardines de Oaxaca, sino en la costera yucateca; pero la anécdota sirve para apuntar las tensiones entre la vida urbana y rural y entre lo humano y la naturaleza, que le han interesado a Iturbide a lo largo de su trayectoria.

Otras piezas de la sala