Metate efigie antropomorfo | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Metate efigie antropomorfo | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Metate efigie antropomorfo | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Metate efigie antropomorfo | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Metate efigie antropomorfo | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Metate efigie antropomorfo | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Cultura Culturas del Centro-Sur de Veracruz
Región Centro de Veracruz
Período Clásico
Año 100-900 d.C.
Técnica

Piedra pulida

Medidas 12.5   x 22.3  x 25  cm
Ubicación Bóveda Prehispánico
No. registro 52 22 MA FA 57PJ 1270
Investigador

Descripción

El trabajo escultórico en el centro de Veracruz se desarrolló de manera mínima, a comparación de las representaciones cerámicas que se encuentran en mayor cantidad. El pulido de piedra se realizó desde el periodo Preclásico y se centró en elementos de mayor importancia simbólica y ritual, tal es el caso de esculturas tridimensionales, estelas lisas o grabadas en alto o bajorrelieve y artefactos de molienda como morteros y metates. Estos dos últimos elementos cumplieron funciones utilitarias más allá de la emanación de poder como estelas, tronos y figuras antropomorfas y zoomorfas.

Los metates como artefacto de molienda pudieron haberse utilizado con fines alimenticios o rituales, quizá detectable desde su forma. La pieza en cuestión es la mitad frontal de un metate antropomorfo tetrápodo de soportes almenados planos de 22 cm de ancho y 9 cm de alto. El plato es plano y liso sin elevación en el contorno, el fondo es ligeramente convexo; los bordes trasero, delantero y laterales son lisos también; los soportes son lisos y planos de tipo medio almenado con la saliente al exterior.

En el centro, al frente, está esculpida una cabeza tridimensional de un personaje antropomorfo con prognatismo. El protagonista es de frente corta y redonda con una protuberancia corta y vertical al centro de ésta, tiene cara redonda y mentón circular, detrás de éste se observa una sección cóncava en la región del músculo digástrico; con los arcos superciliares bien marcados, mismos que se unen a un contorno rectangular cóncavo en cada ojo, cada ojo es ovalado y convexo con la marca de los párpados cerrados y los pómulos son prominentes. La nariz presenta joroba ósea muy pronunciada, se observan las fosas nasales, el puente y el dorso nasal que es delgado hasta llegar a la punta de la nariz que es baja; la boca del personaje está abierta, posible indicador de un personaje muerto, el labio superior es más grueso que el inferior, pero adosado al superior tiene uniones verticales hacia las orejas. Las orejas son planas estilizadas con el hélix marcado, no presenta lóbulos, pero se observa perforación cónica tipo reloj de arena que atraviesa la oreja.

Este tipo de piezas se encuentran en Mesoamérica, principalmente en artefactos zoomorfos ubicados en el Centro de México para el Posclásico, donde el plato puede ser plano o convexo, también existe un metate antropomorfo del Cenote Sagrado de Chichén Itzá. En el caso de los metates del Centro de Veracruz, se tiene el registro del Museo de Antropología de Xalapa con un metate trípode de plato en pendiente y grabado en alto relieve antropomorfo en el fondo del plato, incluidos los bordes y los soportes, el otro ejemplar del museo es tetrápodo y proviene del Sur de Veracruz, los soportes son cilíndricos cortos y el plato es plano, toda la pieza es lisa. Este tipo de artefactos se pueden encontrar hasta Costa Rica con la cultura Nicoya.

El trabajo escultórico en el centro de Veracruz se desarrolló de manera mínima, a comparación de las representaciones cerámicas que se encuentran en mayor cantidad. El pulido de piedra se realizó desde el periodo Preclásico y se centró en elementos de mayor importancia simbólica y ritual, tal es el caso de esculturas tridimensionales, estelas lisas o grabadas en alto o bajorrelieve y artefactos de molienda como morteros y metates. Estos dos últimos elementos cumplieron funciones utilitarias más allá de la emanación de poder como estelas, tronos y figuras antropomorfas y zoomorfas.

Otras piezas de la sala