Melanie Smith. Farsa y artificio

24 de mayo de 2019. 10:53 h

El viernes 24 de mayo presentamos a medios locales la exposición Melanie Smith. Farsa y artificio, organizada por el MACBA, Museu d’Art Contemporani de Barcelona, en colaboración con el Museo Amparo y el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC), que presenta una revisión de la producción artística de Melanie Smithreuniendo más de 120 obras de diferentes formatos como esculturas, ensamblajes, relieves, pinturas, obras en video, fotografía e instalaciones.

En la conferencia participaron la artista y Tanya Barson, curadora de la exposición, acompañadas por Ramiro Martínez Estrada, Director Ejecutivo del Museo Amparo.

Iniciaron esta confrenecia comentando a los periodistas que la muestra Melanie Smith. Farsa y artificio fue exhibida en el MACBA en 2018 y llega a México para exhibirse de forma simultánea en el Museo Amparo en Puebla y en el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC) en Ciudad de México dividiendo la muestra en dos partes.

Tanya Barson compartió con los asistentes que la adaptación de esta muestra para ambas sedes se concentra en el impulso que recorre las obras más recientes de Smith por desmantelar y experimentar con su propia mirada como artista/productora de imágenes en términos espaciotemporales y revisita desde esta perspectiva piezas tempranas. Su obra se caracteriza por una profunda investigación sobre los medios con los que trabaja. Imagen cinematográfica-pictórica, pintura como imagen en movimiento ralentizada, performance como imagen cinematográfica a tiempo real; la exploración de Smith ha generado nuevas permutaciones de imágenes que mezclan y desdibujan las lógicas del universo pictórico, cinematográfico y performático.

El proyecto lleva esta investigación a un siguiente nivel convirtiendo a la exposición misma en un laboratorio de reflexión sobre las condiciones fenomenológicas generadas por la distancia. Las obras se despliegan simultáneamente en dos espacios, en dos ciudades diferentes: Puebla y Ciudad de México. No se concibe como dos exposiciones paralelas sino como una misma, y para lograrlo se ha planteado un sistema de cruce de miradas y referencias entre las obras a través de mirillas que permitirán a los espectadores asomarse en vivo a la otra sede. Así se construirá un diálogo no sólo entre dos espacios sino también entre distintos momentos de la producción artística de Smith.

Melanie Smith agregó que en el centro de esta operación está la producción de una pieza nueva que continúa la investigación sobre la deconstrucción del plano pictórico a partir de recursos performáticos, esculturales y de la imagen en movimiento iniciada en Obscuridades bucólicas (2017), pero que suma el factor distancia. Smith registrará y dirigirá desde el Museo Amparo la producción en el MUAC de un ambicioso tableau vivant que reinterpreta la acuarela The Circle of the Lustful (1824-1827) de la serie de ilustraciones que hizo William Blake para la Divina Comedia de Dante. Esta acción en vivo –presentada el 25 de mayo– elaborará una nueva capa de interpretación a la escena, un ejercicio iniciado por el mismo Blake. El trabajo de ilustración de Blake nunca fue un mero comentario visual pasivo, partía de una considerable licencia figurativa a través de la cual avanzaba en sus propias perspectivas. Así, Smith propone la composición tormentosa de Blake como una especie de alucinación de la condición actual y crea una complicada puesta en escena en la que nos invita a ser voyeurs de la superficie.

Finalizaron esta conferencia comentando que la exposición permanecerá abierta al público en ambas sedes hasta el 7 de octubre de 2019.

Melanie Smith

Melanie Smith nació en el Reino Unido, pero desarrolla su carrera en la escena artística mexicana desde los años noventa, una época en la que este país atrajo a artistas procedentes de todo el mundo. Durante este período, Smith ha sido testigo del impacto de la modernización capitalista, la globalización neoliberal y el hiperconsumismo, y el colapso de la modernidad de México.

En 1989 Smith dejó atrás las tensiones político-económicas de la Gran Bretaña de Thatcher para instalarse en México, país al que representó en la Bienal de Venecia de 2011. Ambos contextos –el mexicano o, en sentido más amplio, latinoamericano, y el británico o, más extensamente, la cultura anglosajona o eurocéntrica– son esenciales en su obra. Desde los años ochenta, Smith ha abordado temas interrelacionados que abarcan los efectos de la industrialización, la economía y la estética de la abstracción, la urbanización, el colonialismo y, más recientemente, la naturaleza y la entropía. En toda su obra lleva a cabo un trabajo de arqueología de la modernidad.

En su producción más reciente se ha ocupado de las implicaciones de la experimentación con la distancia desde una perspectiva física –con viajes a la selva amazónica o el desierto de Atacama en Fordlandia y María Elena hasta el antiviaje en Skype– pero también desde una perspectiva formal/tecnológica, trabajando con cámaras de seguridad o dispositivos que la alejan de la posición de control autoral.