Dimes y diretes: Desaprendizaje como herramienta para el trabajo en el arte