Conferencia | Un relato sísmico de la cultura de los años noventa en Puebla

Día: jueves 12 de enero, 2017

Horario: 18:00 - 20:00 H

Lugar: Café del Museo

Acceso: Entrada libre

La década de 1990 cierra con un devastador sismo en la ciudad de Puebla. ¿Qué otros sismos tuvieron lugar en la escena cultural que sacudieron lo visible e invisible de ésta? El Museo Amparo abre sus puertas en 1991, la primera ley de fomento a la cultura del estado se promulga en 1994, todo un polémico proceso de expropiaciones y puesta en valor del patrimonio histórico en el centro de la ciudad sacude la vida cotidiana y se expande hacia el sur de la ciudad mediante la colonización urbana de la reserva territorial que devendrá la zona de Angelópolis. ¿Cómo se respondieron a estas transformaciones desde la escena cultural?

Participan: Gerardo Ramos Brito (artista y ex subsecretario de Cultura), Hugo Cabrera (periodista, gestor cultural y músico de rock) y Óscar López Hernández (periodista cutural).

Modera | Luis Calvo Zanabria

Conferencia en el marco del "Taller de investigación y crítica cultural digital"


Modulo III : Contextualizar la escena cultural en Puebla, 1991-2016​​​​​​​

Hay algo en lo que parecen coincidir académicos, artistas, colectivos y funcionarios en Puebla: carecemos de narraciones adecuadas que expliquen y anclen las prácticas culturales de la ciudad en su historia y sus procesos sociopolíticos. Sin esas narraciones, pareciera que la escena cultural se rehace de la nada con cada administración municipal o estatal. Como si los modos de hacer música, fotografía, teatro o grafiti carecieran de una historia social propia y fueran sólo el simple resultado de lo que las instituciones públicas exhiben o publican. Es obvio que la escena cultural es mucho más compleja que lo que de ella se ha dicho y expuesto. El objetivo de estas mesas es llamar la atención sobre la necesidad y las posibilidades de elaborar otros relatos críticos de la escena cultural en Puebla. Se trata así de comenzar a proponer otras narraciones que permitan interpretar y conectar la situación actual con eventos y proyectos previos que no han sido los más celebrados pero que, como las fuerzas sísmicas, permanecen ahí, debajo del apacible paisaje cotidiano, esperando su momento para agitar y dar lugar a otros modos de hacer que han sido excluidos de la cultura oficial.