Escritorio de marquetería | Colección de Arte Virreinal y Siglo XIX | Museo Amparo, Puebla
Escritorio de marquetería | Colección de Arte Virreinal y Siglo XIX | Museo Amparo, Puebla
Escritorio de marquetería | Colección de Arte Virreinal y Siglo XIX | Museo Amparo, Puebla
Escritorio de marquetería | Colección de Arte Virreinal y Siglo XIX | Museo Amparo, Puebla
Escritorio de marquetería | Colección de Arte Virreinal y Siglo XIX | Museo Amparo, Puebla
Escritorio de marquetería | Colección de Arte Virreinal y Siglo XIX | Museo Amparo, Puebla
Escritorio de marquetería | Colección de Arte Virreinal y Siglo XIX | Museo Amparo, Puebla
Escritorio de marquetería | Colección de Arte Virreinal y Siglo XIX | Museo Amparo, Puebla
Escritorio de marquetería | Colección de Arte Virreinal y Siglo XIX | Museo Amparo, Puebla
Escritorio de marquetería | Colección de Arte Virreinal y Siglo XIX | Museo Amparo, Puebla
Región México. ¿Puebla?
Período
Siglos XIX-XX
Técnica Paloescrito, maderas teñidas y gateadas, cítricos y metal. Iniciales entrelazadas
Medidas 82   x 163  x 119  cm
Investigador

Descripción

Los escritorios de oficina que incluyen marquetería de maderas preciosas predominan en la producción de mobiliario del siglo XIX. Hay que advertir que hubo oficinas dentro de las casas particulares, además de aquellas localizadas en edificios públicos del gobierno. Es posible, aunque habrá que corroborarlo, que el mueble que se comenta sea un ejemplo hecho en la ciudad de Puebla, donde los ebanistas de esa centuria hicieron bellos ejemplos de estos muebles para escribir, de carácter personal. El carácter personal queda en evidencia en las iniciales entrelazadas del dueño, que aparecen en la cubierta superior. En esta parte se distinguen tres rectángulos con decoración diferente a base de entrelazamientos de listones, que dan muestra clara de la maestría en la técnica de embutido de maderas preciosas. Se perciben dos medallones con elementos alusivos a las Artes.

Hay que resaltar que el mueble contiene en la decoración y los chapetones de los tiradores ciertos resabios de los muebles Imperio, de principios del siglo XIX. Hay maderas teñidas de verde claro. Destacan en este color, listeles que sirven para enmarcar los frentes de la cajonería. En los laterales se dispusieron escenas campestres con vistas de casas rurales y un río. En el frente, sobre la cajonería y la cubierta, se aprecian magníficos juegos cromáticos contrastantes entre maderas claras y oscuras gateadas. El diseño incluye un espacio para colocar las piernas bajo la cubierta.

Los escritorios de oficina que incluyen marquetería de maderas preciosas predominan en la producción de mobiliario del siglo XIX. Hay que advertir que hubo oficinas dentro de las casas particulares, además de aquellas localizadas en edificios públicos del gobierno. Es posible, aunque habrá que corroborarlo, que el mueble que se comenta sea un ejemplo hecho en la ciudad de Puebla, donde los ebanistas de esa centuria hicieron bellos ejemplos de estos muebles para escribir, de carácter personal. El carácter personal queda en evidencia en las iniciales entrelazadas del dueño, que aparecen en la cubierta superior. En esta parte se distinguen tres rectángulos con decoración diferente a base de entrelazamientos de listones, que dan muestra clara de la maestría en la técnica de embutido de maderas preciosas. Se perciben dos medallones con elementos alusivos a las Artes.

Otras piezas de la sala