Marcos Kurtycz. Contra el estado de guerra, un arte de acción total

13 de septiembre de 2018. 13:00 h

El miércoles 12 de septiembre presentamos a medios locales y nacionales la exposición Marcos Kurtycz. Contra el estado de guerra, un arte de acción total, un exhaustivo proyecto de investigación organizado por el Museo Amparo para dar a conocer la producción artística de Marcos Kurtycz (Polonia, 1934-México, 1996) llevada a cabo en México.

En la rueda de prensa participaron Francisco Reyes Palma, curador de la exposición y Ramiro Martínez Estrada, Director Ejecutivo del Museo Amparo.

Iniciaron esta conferencia comentando a los periodistas que esta muestra dará a conocer los proyectos realizados por el artista polaco-mexicano desde su llegada al país hace más de cincuenta años, basados en su encuentro con la idiosincrasia mexicana y generados al inicio de su cambio de profesión de ingeniero por artista. Su práctica en el arte estuvo sustentada en el conceptualismo, lo cual, al paso de los años lo transformó en uno de los precursores fundamentales del arte acción y del performance con la incorporación del cuerpo como herramienta artística.

Francisco Reyes Palma destacó que a pesar de que en el medio mexicano de ese momento resultaba poco común asumirse dentro del arte conceptual, el arte acción y el performance, Kurtycz desarrolló no sólo un camino propio dentro de estos campos sino que esta posición lo llevó a imprimirle un sentido activo que afectó la totalidad de sus búsquedas experimentales. Es así que el artista polaco-mexicano fue configurándose bajo un trayecto polifacético: diseñador gráfico, editor, impresor, pintor, escultor y performer. Aunque su trabajo se relacionó en gran medida por sus acciones lingüísticas, la poesía visual y los libros de artista, su amplia gama de acciones lo llevaron a incursionar en el arte de la tierra (land art), el cinetismo, el arte lumínico, neumático y electrosonoro; a la par que su actividad despejó el camino a un cúmulo de experiencias sinestésicas y multisensoriales; de propuestas germinativas; de activación de pinturas, esculturas y fotografías; sin hacer de lado otros recursos como la tira cómica, el cine, los medios múltiples y radiográficos.

En la muestra Marcos Kurtycz. Contra el estado de guerra, un arte de acción total se podrá apreciar una gran cantidad de libros, carteles, tarjetas, cartas, videos, libros de artista y libros objeto, para acercarnos a la manera en la que Marcos Kurtycz logró por momentos desquiciar las estructuras mediadoras de circulación y valoración artística, fueran las del museo, la galería o la industria editorial; del mismo modo, su logro en confundir a la institución de la crítica, incapaz de seguir la totalidad de sus desplazamientos y quiebres: y al mismo tiempo, maldecir y purificar una escena artística, en buena parte domesticada.

Finalizaron la sesión comentando que esta exposición reafirma a Kurtycz como la figura de la excepción, de las más complejas y versátiles de la escena mexicana, paralela al movimiento de los grupos de los años setenta y a la postvanguardia de los ochenta, el curador invitó a varias generaciones de artistas e historiadores del arte, a recordar o conocer sus rituales de vuelo, sus bombas postales y sus libros de fuego que lo convirtieron en un personaje legendario y vivo en la memoria del medio cultural mexicano.

Marcos Kurtycz. Contra el estado de guerra, un arte de acción total ​​​​​​​permanecerá abierta al público hasta el 14 de enero de 2019.